NO NECESITA MANTENIMIENTO

NO NECESITA MANTENIMIENTO

La madera es un material duradero y cálido, pero no cabe duda de que necesita un mantenimiento excesivo si está expuesto a los rigores del clima y sufren desgaste por el sol, el agua, el viento… Por ese motivo, cada cierto tiempo necesitas limpiar bien las ventanas y aplicarle barniz o pintura para que estén en las mejores condiciones posibles.

Al cambiar tus ventanas de madera por aluminio o PVC te olvidarás del engorroso mantenimiento que conllevan y conseguirás un hogar más confortable. Quizá es un motivo no tan importante como el aislamiento o el ahorro energético, pero sí un motivo a tener en cuenta.

Por otro lado, aconsejamos siempre extraer los marcos de madera existentes y no instalar las ventanas nuevas encima de la madera, principalmente porque se gana en aislamiento y en luz.



Abrir chat